más en mi flickr»
OffRoadSeries-13OffRoadSeries-12OffRoadSeries-11OffRoadSeries-10OffRoadSeries-8OffRoadSeries-9OffRoadSeries-6OffRoadSeries-7OffRoadSeries-5OffRoadSeries-4OffRoadSeries-2
Bienvenido lector/a:
Hace tiempo que no respondo a los comentarios, hace tiempo que no escribo en este blog, hace tiempo que ni siquiera me paso por él... tiene una sencilla explicación... mira la barra de direcciones... lo ves??? hay un 01 delante de abelcastosa que indica que esto es algo así como la temporada 1 de mi blog, temporada que ya ha terminado :D

Por eso agradecería que no te tomes a mal que no responda a los comentarios. Si no te funciona el truco de las BlackBerry, vuelve a echar un ojo e inténtalo de nuevo... otros lo han intentado y lo han conseguido :) Aún así, es posible que algo falte, si es el caso puedes encontrarme en contacto[a]abelcastosa.com

Un saludo!

Creo que todo el mundo conoce el desorden del comportamiento llamado Síndrome de Diógenes, incluso es posible que alguien haya oído del Diógenes Digital. Bajo mi punto de vista existe otro trastorno que une a los dos anteriores… el Síndrome de Gadgetogenes. En un principio es una de mis idas de olla habituales, pero hoy hablando con un par de amigos llegamos a la conclusión de que puede llegar a ser un pequeño problema… de espacio.

La verdad es que desde hace un tiempo cada vez entran más gadgets en mi habitación… más que de costumbre. Lo malo de esto es que no solo entran los aparatitos sino que también entran las cajas. Y aquí es cuando llega el problema. Si algunas veces no me encuentro bolsillos en lo ropa para llevar encima todo lo que me gustaría (móvil, HTC s710, blackberry -solo a veces-, mp3, pendrives, etc…) está llegando el momento en el cual lo que no encuentro es sitio para las cajas en mi habitación.

Para algunos puede resultar una tontería pero yo hay cajas a las que les tengo un cariño especial. Bien por quien me regaló el juguete, por cuando o con quien lo compré o simplemente por el diseño de la cajita en cuestión… por esto hay cajas que me resisto a tirar. El único problema que veo hasta este punto es que mi habitación no crece como las cuentas de gMail… una pena la verdad 😛

En fin, mi vida seguirá siendo un desastre con o sin cajas… pero creo que un día de estos debería empezar a despachar alguna… más que nada para hacerle un hueco a unas que tienen que llegar 😛

eh tú!!!!
si te hablo a tí!!!!
blanco
0
Quizá sea un buen momento para dejar un comentario...

Sorry, the comment form is closed at this time.